Si el psicópata se enfada, te va a castigar.

correctivo-psicopata

 

 

Hemos hablado de la susceptibilidad extrema que muestran los/las perversos narcisistas y psicópatas ante cualquier indicio de ofensa, pero para ellos no suele quedar ahí la cosa, tienen la necesidad de quedar por encima de los demás y han sido ofendidos/as, ¡qué se prepare el autor o la autora del agravio!

El enfado de un psicópata siempre conlleva un castigo.

Para un psicópata, una vez que ha percibido “la supuesta ofensa”, es momento del castigo, de aleccionar al ofensor y demostrar con quién se está jugando, en especial a la pareja e hijos/as (a aquellos que cree le pertenecen y que no van a huir, al menos en un primer momento). Pero el castigo que ejercen las personas con psicopatía es siempre exageradamente desproporcionado a los hechos. El castigo que este perfil ejerce sobre su ofensor es fruto de la compulsiva necesidad que tiene este perfil  de hacer sentir a los de alrededor como mínimo tan mal como ellos/as se sienten o se han sentido en el momento de la supuesta ofensa. Además la carencia de empatía y la ausencia de sentimiento de culpa y remordimientos será determinante en la gravedad del castigo.

El castigo que ejercen sobre aquel del que han sentido la ofensa cumple dos funciones principales:

  • En un primer momento es bloquear a la víctima, dejarla paralizada, sin poder mediar palabra y reaccionar a lo que está viviendo y a lo que está por venir. La primera reacción que tiene un/a psicópata es exagerar la ofensa, e incluso la saca fuera de contexto, en la mayoría de las ocasiones no ha sido una ofensa intencionada, por lo que el o la autora no tiene consciencia de estar ofendiendo, así que la reacción del psicópata es inesperada para la persona y no es de extrañar que entre en estado de shock. Teniendo a la víctima sin posibilidad de defensa está en una situación de dominio, momento perfecto para el ataque: casi siempre unida a un alto nivel de violencia verbal para mantenerla en la parálisis mental y ejercer todo la agresividad posible; humillaciones, intimidación, crear culpa… y mucho victimismo. Si quieres seguir leyendo sobre las manipulaciones que suelen hacer pincha aquí. Pero aún no es suficiente para los/as psicópatas, tienen que llegar un poco más lejos y viene la segunda función
  • Es el momento de aleccionar, de aplicar un castigo demoledor  de crear miedo en el ofensor/a, son los momentos que aprovecha para someter y controlar las acciones, palabras y pensamientos que el otro tendrá a partir de ese momento hacia la persona con psicopatía, y que hará la persona no tenga ni ganas de volver a repetir el supuesto hecho ofensivo y, además, evitará que algo parecido suceda; el miedo queda instaurado en la víctima. Con una frialdad absoluta y un grado de soberbia que le empodera tiene que dejar claro el poder que tiene sobre los demás. La magnitud del castigo no es racional, sino totalmente desmesurada, fuera de lugar y sin acción reparativa. En el caso de que el contacto con el o la psicópata sea continuo como en la pareja, en el trabajo o con familiares comienza una etapa sin retorno en la que la inseguridad en el propio comportamiento y la ansiedad empieza a ser una constante en la vida de la persona que convive con un psicópata. El control de la pareja y de sus actos lo ha tomado el psicópata y será casi imposible recuperarlo.

Castigos frecuentes de psicópatas

Uno de los castigos frecuentes en psicópatas con sus parejas es su aislamiento temporal, desaparecen por un periodo de tiempo indefinido en en el que es misión imposible saber de ellos. Es un retiro del entorno habitual, en este, no necesariamente se hace en soledad sino que pueden probar en otros entornos o con otras compañías para volver a recibir ese suministro de ego que tanto necesitan. Las desapariciones de los psicópatas durante días, semanas o meses crea en la pareja un desasosiego que aumenta la dependencia y el sentimiento de culpa en la pareja. Se trata de un castigo muy efectivo para los/as psicópatas y muy destructivo para la víctima. Si estás pasando un momento así, deja de culparte, sólo se trata de una de las manipulaciones más heavys que tu psicópata te hace para que sigas enganchada a él ( y ella).

Otro de los muy comunes en este perfil es la aplicación del silencio. Es normal que tras un conflicto a cualquier persona se le vayan las ganas de hablarle a la persona con lo que ha tenido el conflicto, pero cuando hablo de silencio castigador no me refiero a esto sino a que te deja de hablar durante días, semanas o meses, e incluso he oído algún caso en el que la cosa era un grado superlativo y llevaba sin hablar años enteros (en fin… si eso es un matrimonio…) Cuando un ser de los que consideramos importantes en nuestra vida deja de hablarte con la intención de hacerte sentir culpable, de manipular tus sentimientos y coaccionar para que asuma su culpa, a esto me refiero. Para el castigado es una tortura difícil de aguantar.

 

Hasta la fecha existen estudios acerca de la incapacidad de aprendizaje a través de los mecanismos de castigo y recompensa en psicópatas, los estudios siempre son realizados en población reclusa, es decir criminal y no en psicópatas integrados, así que de la base estudiada más la experiencia a través del relato de las víctimas y de las evidencias en  las diferencias anatómicas, estructurales y funcionales del encéfalo de los/as psicópatas, se afirma esta anomalía del aprendizaje. Pero la cuestión sigue abierta ya que el castigo al prójimo es una constante en la relación con psicópatas, que ejercen de forma magistral y deliberadamente, por lo que ¿aprenden a ejecutarlo o los efectos que tiene en los demás pero bloquean el efecto en su propio aprendizaje de conducta? Creo que aún queda mucho por saber de esta patología que tanto daño hace a los demás.

 

La devaluación y soledad de los psicópatas.

Efectivamente y a pesar de que en un primer momento tiene su efecto en la víctimas, es una estrategia que a medio o largo plazo tiene sus costes para los psicópatas, y es que las personas tienen la capacidad de cambio y un comportamiento tan degradante mantenido en el tiempo genera agotamiento en la víctima y deja de tener el mismo efecto en ella. El miedo, la baja autoestima… son gravemente afectadas en el trato diario con los/las psicópatas, pero llega un momento en el existe un tope, un punto en el que la víctima comienza a ser consciente del proceder y ya no le afecta al mismo nivel. Es el momento en que la percepción que tiene del agresor cambia, deja de justificar o empatizar sus conductas y, a pesar de seguir “enganchada” en muchas de las ocasiones, comienza a ver la parte negativa de la persona.

Cuando el narcisista deja de obtener suficientes suministros de adulación de su entorno, va apareciendo un sentimiento de rabia, comienza a percibir que ya no lo tienen en tal alta consideración, que la otra persona le ha devaluado y reacciona a esta nueva situación. Para este perfil la admiración de los demás y sobretodo del entorno próximo es imprescindible, necesario como el aire para respirar, cuando deja de conseguirlo, cuando empieza a percibir el cambio de valoración por parte de los demás, es cuando el sujeto narcisista entra en un gran sentimiento de soledad e incomprensión por parte de los demás y probablemente se  incrementen las fantasías megalómanas acerca de sus cualidades y talentos.

La soledad como consecuencia a sus actos.

El coste del narcisismo para la personas que padece este trastorno es la soledad y la renuncia a la relación con los demás.

Para los psicópatas y narcisistas las personas que dejan de adularles y serles útiles para sus objetivos pasan al bando de ENEMIGOS:

“Estás conmigo o contra mí” es su premisa, y así, poco a poco, llega la soledad.

En la soledad narcisista la atención es permanentemente hacia a su propio yo y la hace una soledad precaria, explotadora con los demás  y, a menudo, chantajista. Alice Miller resume esta idea en la expresión “Inner prison”: el sujeto narcisista vive como en una prisión interna que poco a poco le aísla del entorno. La relación con los demás además debe aportarles el suministro de ego necesario para su día a día también representa para los psicópatas una terrible relación de dependencia por la constante y desmedida necesidad de cubrir su ego, el riesgo permanente de volver a revivir el sentimiento de abandono y rechazo. La actitud narcisista aprendida en la infancia da pie a una gran vulnerabilidad del psicópata pérdida del amor de los demás, en especial de la pareja y el juicio negativo de los otros.

A diferencia de un sujeto no narcisistas, la cólera que sienten no disminuye cuando desaparece la provocación, sino que sigue y sigue acunmulándose en el individuo y marcando su carácter amargado y vengativo. La ira de los narcisistas no tiene límite y está teñida del propósito de matar, de destruir a los demás, a los que han contribuído a su sufrimiento y malestar de forma directa o indirecta . La mayoría de ellos no llegan a hacerlo, porque no en todos los grados de psicopatía se atreven a dar ese último paso, que les llevaría realmente a matar, pero tienen la intención del asesino.

Digiprove sealCopyright protected by Digiprove © 2020 Silvia Rodríguez
FacebooktwitterFacebooktwitter

53 Responses

  1. Sonia Zúñiga.

    Yo me enteré de ésto a los 25 años de matrimonio. Calza ahí todo lo que he venido soportando y sufriendo. En septiembre del 2018 me enteré de la triangulación y al mismo tiempo me hizo el descarte en palabras, no se fue cuando lo interpelé sobre la triangulación luego niega lo que dijo no dijo, lo wue hizo no hizo, no se fue porque yo le rogué que no me deje sola con la hija.

    • Sonia, así es, niegan la evidencia. Las soluciones las tienes que poner tú.
      Ánimo
      Silvia

      • Teresa peña

        Fui fui víctima de un narcisista y su familia hipócrita por casi tres años y fue desbastador , aún no me repongo del todo. Despierto en las madrugadas llena de preguntas sin respuestas y con deseos de justicia.

  2. Jane

    Buenos días, en estos momentos me encuentro en un momento en el que me trata con silencio. Creo que después de meses que dura esta relación por fin tengo tiempo para recapacitar, poner mis emociones en orden y seguir adelante.
    Desde un principio iba todo de maravilla , pero para mi algo chirriaba . No sabía que es. O si , que lo sabía , pero no le sabía dar el nombre. Escribiendo de le daba mejor tapar sus carencias. Al estar juntos en persona era como que no concuerdan sus movimientos con lo que dice. Es una historia extraña y de vivencias desoladoras en un periodo corto de tiempo.
    Espero estar en el olvido para el.
    Gracias por el blog. Ayuda un montón .

  3. Fidelia Quesada

    Hola Silvia gracias por tan buena información yo viví 26 años con un narcisista sicópata cómo lo dejé y me divorcié yo me mudé a otra ciudad y manipulados a otras personas como mis nueras mis nietos hasta mis hijos se enfadan conmigo esa es la venganza de el por dejarlo hace 9 años atrás pero lo venci ya no puede manipular me.

    • ¡Enhorabuena Fidelia!
      Un abrazo
      Silvia

      • Madre preocupada - Cuando hay hijos

        Gracias por el blog, Silvia, y los artículos sobre narcisismo. Yo he llegado a la necesidad de buscar información cuando después de un problema médico grave mío viaje no mostraba la mínima empatía. Era un ejemplo más de ello pero me dolió tanto que hizo un clic en mí y pensé que no era normal.

        Son especialistas en tener dos caras. Delante de la gente y en casa.

        Quiero plantearle el divorcio. Tenemos dos hijos pequeños (menos de 8) y me da pavor no poder protegerlos del mal ejemplo que supone él en la educación (broncas arbitrarias, ira, poco interés por si día a día…).

        Pero, si no lo hago, yo no estoy feliz y alegre para criar a mis hijos y temo acabar deprimida, además de tirar mi vida. Llevo 6 meses ya en que he roto emocionalmente con él y tengo que tomar una decisión.

        Yo estoy distante, fría, como él es en los últimos años. Ni una vez ha venido a preguntarme qué me pasa, por qué estoy así, por qué ya no intento “arreglar la relación”, como él decía.

        Es alucinante ese silencio. Él se ve cómodo. Yo no. A él le va bien seguir así por la crianza, por los niños, supongo. Alguna vez me dice que no se divorcia “por los niños”, pero no puedo entender que pueda vivir con esa frialdad y esa mala relación conmigo.

        • Hola, te recomiendo que prepares bien la salida, es probable que no lo ponga nada fácil.
          Es importante el ejemplo que se le da a los menores en tema de pareja y amor, se tiende a repetir los patrones que han vivido
          Un saludo
          Silvia

  4. Agueda

    Hola Silvia
    Porque vuelven otra vez los psicópatas y narcisistas, si se supone q la culpa y el fracaso de la relación
    es de los demás?
    Se dan cuenta de la forma tan desproporcionada de sus castigos?
    Gracias

    • Hola Agueda, a la primera pregunta te tengo que decir que los psicópatas no funcionan como los no psicópatas, sus prioridades, su forma de entender la vidas y las relaciones es con autoreferencia, todo gira en torno a ellos o ellas y el beneficio propio, por lo que cumplir sus metas es lo principal, si la meta es una persona volverán una y mil veces a conseguirla aunque sea para someterla, degradarla y destruirla, porque esto también es necesidad de su ego, ser más, quedar por encima, ver humillaciones y miseria en lo que se supone que quieren, les empodera.
      A la segunda pregunta, sí son conscientes de sus acciones y saben el daño que infligen.
      Un saludo
      Silvia

  5. Juan

    Necesito poder volver a vivir, me siento perdido por completo, nada me da felicidad, me quedo esa sensacion de estar atento analizando que pasaba o que tenía que hacer para estabilizar la relación, como un malabarista mirando que no se le caiga ninguna pelotita, aunque nunca era suficiente, siempre algo estaba mall. Fueron casi 10 años de relacion, como siempre al principio todo de cuentos de hadas, el hombre perfecto! El más dulce el más bueno, mí media naranja y bla bla bla pero poco a poco todo fue de mal en peor, yo dejé de adorarla y decirle lo buena y bella que era, llegó la etapa de devaluación me quito la intimidad, me puso su hombro frío y ya después el descarte, pero con la humillación del descarte se llevó mí corazón, mí sexualidad, mí alegría y mis ganas de ser feliz y a pesar de todo esto si no le muestro la lista de faltas a mí cabeza me sigue haciendo preguntarme porque falle Increible!!! Son campeones en robarte y no querer devolverte el corazón

  6. Carmen

    Han sido seis años de relación con un psicópata narcisista de libro, de guión, con todas sus etapas ya bien conocidas y devastadoras. Aún así, hoy es el día en que se pone en contacto para decirme que me echa de menos y se desmoronan todos los muros que construí… Cuándo dejará mi cerebro que me libere de esta atroz dependencia emocional, me desprecio a mi misma.

    • Carmen sé fuerte y sobretodo no vayas en tu contra, que lo hagas favorece a psicópata. Salir de la dependencia es un camino de aprendizaje, en el que los errores están incluidos.
      Un abrazo fuerte
      Silvia

  7. Hola he vivido con mi novio por tres años y al principio pense que era por su ego que sus acciones eran de ese tipo…pero en estos dias he estado muy enferma y el se ha enojado conmigo porque no he podido hacer las cosas de la casa como las hacia..y le ha tocado a el… en vez de ayudarme sentir mejor con mi enfermedad me ha hecho llegar a sentir culpable de mi enfermedad hasta el punto de exigirme que no le de agua del mismo vaso a mi hija..he conseguido humillarne en mi enfermeda..aveces siento que ni el mismo sabe que le pasa o si es consciente de las acciones que ejerce ante mi, jamas en mi vida he recivido tantos insultos degradantes como el me los ha hecho y lamentablemente he llegado al punto de que me resbalen y eso es justamente lo que mas le.molesta …nose que hacer he generado un sentimiento de dependencia emocional

    • Manuela, cuando puedas acude a un psicólogo especializado, por ti y por tu hija.
      Me alegro de que hayas sido capaz de ser consciente de lo que ocurre, es el primer paso y principal.
      Un besazo
      Silvia

  8. Roxaba, tú tienes que mirar por ti. No te preocupes en la cantidad de veces que esto ha ocurrido, al final tomarás la decisión que tengas que tomar, siempre y cuando seas consciente del daño que aguantas y no sigas cayendo en el autoengaño, en la justificación de sus acciones. La vida es un camino y cada uno aprendemos a un ritmo, porque no todos tenemos las mismas experiencias. Dar oportunidades está bien, pero dejarse pisotear no. Cree en ti.
    Un abrazo
    Silvia

  9. Aleyda

    Hola tengo muchas dudas sobre la personalidad Narcicista

    • Hola Aleyda, hay mucha información publicada que te puede ir aclarando.
      Si tienes alguna duda concreta pregunta
      Un abrazo
      Silvia

  10. Carmen Delgado

    ¿Los hijos pueden aprender del padre manipular, a ser igual “manipuladores”?
    Duró mi matrimonio 20 años, sabía que muchas conductas de él no estaban bien, pero tampoco sabía cómo enfrentarlo, muchas veces lo justifiqué con la carencia afectiva que vivió cuando era niño (menospreciado, comparado, golpeado y disléxico) siempre me sentí culpable y aguanté mucho.
    mi hija mayor intervino cuando tuvo 18 años cansada de la vida que teníamos, me dijo: “o se va papá o me voy yo”. así que logramos hacerlo entender por qué le pedíamos que saliera de la casa.
    Lamentablemente, la relación con mi hija no es la mejor, igual tenemos discusiones y muchos de los textos del papá los dice ella, y siento que vuelvo a vivir los hechos como si estuviera él.

  11. Concha

    Alicia toda, he sentido identificada mi situación pasada en cada una de las entradas de tu blog, una a una. Gracias a Dios hace más de un año mi cuerpo dijo basta, he superado una fase de ataques de ansiedad y ddepresión, con un calro objetivo: sacar a esa persona de mi vida…. he conocido la maldad… todo estalló cuando la ercibí para con nuestro hijo
    Gracias a Dios hoy soy libre.
    Me ha impresionadao mucho leer todo esto, es así de cierto como lo describes
    Gracias

  12. Chester

    Hola, Silvia
    Gracias a las publicaciones de tu blog, creo que he he pasado diez años interesado en una psicópata narcisista. Intentaré ser breve, porque ha habido situaciones de todo tipo.

    Ella tenía (y tiene) pareja; yo no. Nos presentó su pareja, que es conocido mío desde la adolescencia. Ella me buscó y agregó a todas las redes sociales que tenía y de cuando en cuando me hacía algún comentario informal. Un día, sin que yo se lo pidiera, me dio su teléfono. Yo le dí el mío también. Me llamó para quedar a espaldas de su pareja, aunque terminaríamos juntándonos con él y su grupo de amigos. Aquella primera noche se mostró realmente encantadora, graciosa, inteligente y con cierta picardía conmigo. Si a ello le unimos que físicamente es preciosa, está claro que empezó a interesarme. Eso sí, tenía muchas críticas hacia el trato que le dispensaba su pareja. Decía que no respestaba sus opiniones.

    Me volvió a contactar varias veces más para volver a quedar, pero yo inventé excusas para no ir porque ella tenía pareja. Me insistió para que la nochevieja de aquel año fuera al mismo cotillón que ellos. Movido de nuevo por la curiosidad y por el interés que tenía por ella, acudí. Pasar no pasó nada. Hicimos bromas y nos reímos, pero acabó yendo con su pareja.

    Meses después, me invitó a ir el sábado noche de las fiestas del lugar donde vive. Aquella noche hubo más críticas a cómo la trataba su pareja, nos reímos también y ella subió la intensidad de sus “picardías”. Tanto es así, que se metió conmigo en el baño masculino de un bar y se me puso más que a tiro. No hice nada pensando en su relación. Al final de aquella noche, le confesé que estaba empezando a sentir algo por ella. Ella me respondió con algún halago pero terminó diciendo, literalmente, que estaba con su pareja a muerte. Ya ves, “a muerte” después de todo lo que había pasado.

    Durante los años posteriores, se sucedieron periodos de silencio mutuo de uno, dos y hasta tres años, con periodos de varios contactos durante el mismo año. La mayoría por parte de ella. Un año me invitó a una fiesta que organizó con amigos y no acudí para evitar pasarlo mal, pues era consciente de que seguía con su pareja. La noche de la fiesta, yo salí con unos amigos y me encontré con ella. Estaba visiblemente enfadada y apenas me dijo tres palabras (me estaba castigando por no haber ido a su fiesta). Me localizaba de lejos con la mirada, pero no hacía nada más.

    Sin vernos durante más de un año, me ha estado invitando a la celebración de sus cumpleaños con su grupo de amigos (nunca estaba su pareja), me ha invitado a viajes organizados con una amiga y un amigo suyos incluso al extranjero, me ha contactado para obtener información de mí pero sin darme ninguna información de ella. Siempre dando a todo un tinte de “amistad”.
    Hace unos meses, me dijo que iba a irse a vivir con su pareja a la ciudad donde le destinaran (funcionario). Ha organizado una despedida con sus amigos y me ha invitado. En su invitación, señalaba que quería organizar algo conmigo y algunas personas más, y que tenía ganas de verme. Decliné su invitación, deseándola que la fuera muy bien allá donde quiera que fuese (nunca me lo ha dicho). Ella me respondió con un sencillo “gracias” y algunos emoticonos. A la hora y pico de esto, me eliminó de sus contactos.

    Me gustaría saber qué opinas al respecto de todo esto y si te parece que esta chica responde a un perfil de personalidad psicópata narcisista. He pasado por alto muchos detalles y asuntos (son 10 años al fin y al cabo), pero creo que con esto te puedes hacer una ligera idea.

    Saludos y gracias por tu trabajo

  13. Lis

    Estoy casada pero mi matrimonio estaba pasando, desde hace años, un mal momento. Entonces, en mi oficina conocí a uno de estos sujetos. Comenzamos a chatear, luego; él vino con su bombardeo amoroso encantador y debido a mi baja estima, yo me sentí sumamente halagada y encantada. Tuvimos un encuentro. Pero fue una pesadilla. Él le escribió a mi esposo, de manera “anónima”, le envió todos los mensajes de nuestros chats. Le dijo todo lo que pasó y usó palabras como que yo me la daba de correcta, de la buena persona y era capaz de serle infiel. Dijo en esos correos que yo era una ofrecida. Hasta ahora lo niega. En la oficina me ha hecho la vida imposible. Trianguló con dos chicas muy cercanas a mí. Una era mi colaboradora y otra era alguien que consideraba amiga. Ahora que lo rechazo con el contacto cero y que descubrí quién es temo por mí, por mi trabajo porque ya vi que es capaz de hacer lo que sea para me echen. Yo reaccioné ante algo que hizo en nuestro grupo de trabajo y varios de mis compañeros se dieron cuenta de que es un falso. Ahora tengo mucho miedo. Lo peor es que en mi trabajo, en mi desempeño me va muy bien, él en cambio es pura farsa, no es eficiente como dice serlo, no es tan creativo ni proactivo. Solo esconde su ineficacia con pura apariencia. No sé qué hacer. Por momentos quiero renunciar pero en esta época es difícil encontrar trabajo y me parecería injusto que si tengo esta oportunidad laboral deba irme pero por otro lado pienso en mi paz. Realmente no sé qué hacer.

    • Hola Lis, la solución no puede ser más perjudicial que el problema. No lo veas en términos totalitarios. Lo mejor es que te enfoques en lo que quieres hacer y centrarte en ello, trazar un plan.
      Un besazo
      Silvia

    • Cristina

      Estoy casaada con una persona que muestra actidudes psicopatas, hasta ahora me estoy dando cuenta, peleamos y se fue de la casa, me bloqueo en sus redes sociales y se mantiene oculto sin preguntar por mi y su hijo, ademas en sus redes sociales menciona que su exesposa esta loca psicopata y no quiere vivir con ella. Se fue convaleciente porque llevaba dos semanas de haberse operado. Temo que este tramando algo. Que opinas

      • Es posible Cristina, no soy adivina pero si lo intuyes mejor prepárate para ello.
        Un abrazo
        Silvia

  14. Tania

    Silvia,
    Me siento aún más víctima porque en mi caso, nunca he dejado que un sicópata me manipule, los mando a volar, pero creo padezco un Síndrome de Asperger leve soy diferente, soy inteligente vaya tengo una Maestría en Ciencias, pero no para situaciones sociales. Claro, soy lo suficientemente inteligente para mandar al diablo a la primera a la gente “anormal”, pero soy como un “target” para un grupo de sicópatas, primero fue uno, ni lo pelé, vaya más allá de buenos días y buenas tardes pero me dio una fama como de “inalcanzable” y empezó un acoso, que nadie lo cree. Han cometido 11 delitos: allanamiento, daño en propiedad ajena, intervención ilegal de las comunicaciones privadas, suplantación de identidad, difamación, producción de imágenes, videos con deep fake, ya te imaginarás. Mi mayor argumento es: NI LOS CONOZCO. Yo creo es un poderoso argumento por lo exhibidos que quedan en su enfermedad mental. Las autoridades ni caso hacen. Nos han hecho mucho daño como familia. Y así tal cual, todo es un chiste, ellos no son malos, ni culpables, las víctimas “los provocaron”, los familiares son “daños colaterales”. Yo he denunciado a todas las instancias. No vivo con miedo pero están enfermos. Presumen sus delitos.

    • Así es Tania, un sistema que no protege y que favorece la ilegalidad, pero sólo de algunos…
      Gracias Tania por compartir
      Un abrazo
      Silvia

  15. Daniela

    ¿Cómo puedo sobrellevar o ayudar a alguien que puede tener psicopatía?
    No puedo salir de esta situación aún, y las acciones calzan perfectamente con este artículo y los comentarios.
    ¿Podría darme algún consejo? Por favor.

    • Daniela, sí que puedo darte un consejo: Enfócate en ti. Ayúdate tú. No podemos cambiar a quien no quiere cambiar.
      Un abrazo
      Silvia

  16. Diana López

    Hola doc.
    EN estos momentos estoy pasando por la separación de un narcisista sicopata, tengo 3 hijos, el menor tiene 14 años, los otros 17 y 19.
    Estaba en contacto cero pero hoy me contacto y caí de nuevo en su red y quería que fuera a verme con él por segunda vez hoy, pero yo estaba ocupada y no fui, por lo cual se enojó feo y me dijo un montón de cosas ofendiendome, incluso maldijo el día que nos conocimos y me dijo que iría a buscar otra que si lo complacerá y no se que mas hacer, estoy viviendo aparte con mis hijos pero el insiste. A ratos me ofende luego se retracta y quiere que nos veamos y me pide perdón pero apenas le digo que no a algo inicia el ciclo.

    • Así es Diana, es importante que rompas el ciclo para seguir avanzando. Si te ofende no le cojas el teléfono, no tiene sentido hablar para que te agreda.
      Un abrazo
      Silvia

  17. Gina

    Estuve dos años con un psicópata narcisista, siempre supe que algo no era del todo normal, convivimos durante un año aproximadamente y las situaciones se volvieron cada vez más intensas, hasta que todo termino de la peor de todas las maneras (o tal vez no tanto dado que sigo viva), mí psicópata narcisista termino de despertarme el día que ejerció violencia física contra mi persona. Ya hace unas semanas q salí de todo eso y dialogandolo con mí psicologa efectivamente llegue a conclusiones del porque de lo sucedido y en ellas termine por entender que tenía una patología pero no sabía cuál y ella me lo indico como psicópata narcisista. Hoy leo este post y pareciera que fuera de libro. Leo los comentarios y agradezco el haber salido de esa situación, ella me indico que tal vez la violencia ejercida por el (producto de mis “provocaciones” por no entenderlo) fue de alguna manera la vía de escape. De todas maneras se que me espera un camino muy largo para terminar de desprenderlo de mí vida. Pero para aquellos que todavía dudan, no lo hagan, aferrense a esa alarma tenue pero que está presente que nos dice que algo no anda bien y salga como puedan de esa situación, hoy estoy viva gracias a una amiga que me contuvo y estuvo alerta por mí, pero si no tienen esa suerte piensen que no hay mayor fortaleza que la que uno puede tener, hay que sacarla a flote y que nos lleve bien lejos de esa horrible situación.

    • Gracias Gina por contar tu horrible experiencia y felicitarte por haber salido de ese infierno
      Un fuerte abrazo
      Silvia

  18. Ana

    Hola. Yo estuve 3 años c un narsisista psicótico y en esos 3 años me dejó 20 veces SIN MOTIVO. A esto sumen que me mentía en el 95% de TODO. Y sus millones de fotos q me mandaba para q lo elogiara TODOS LOS DIAS… pero jamás habia un comentario amable p mi. Jamás son relaciones normales. Espero q no vuelva mas. X q aparte es CICLICO cada 3-4 meses aparece o me deja. Espero esto haya sido el FIN. x q ellos lo enferman a uno

    • Así es Ana, eres tú la que tendrá que poner fin sin posibilidad de vuelta atrás.
      Un abrazo
      Silvia

  19. Antonella

    Querida Silvia.
    Ha sido una maravilla descubrir tu blog. Personalmente aun estoy prisionera en una relación tóxica. Tengo 4 años de estar con él, dos de novios y dos de casados. He sido un pilar en su vida en esos años, inclusive iniciando la relación sufrió una fractura jugando fútbol y yo cubrí todos los gastos de la cirugía porque sino se intervenía de inmediato podría quedar con una discapacidad en el brazo. Esto es solo uno de los tantos aportes que le he brindado en mi vida. Hoy seguimos casados pero siento que algo no está bien y leyendo este artículo y otros más descubro que estoy con una persona narcisista. Me castiga muy duramente con el silencio o el abandono emocional cuando quiero hablar de mis sentimientos o digo algo que le incomoda. Me veo reflejada en la parte donde dice que entras en shock porque no tienes idea en qué lo has ofendido. Quiero salirme de esto y huir lejos. No tenemos hijos en común y tengo mi propia casa y comodidades, y aun así me cuesta soltarlo, me embarga la culpa cuando recuerdo los detalles bonitos y minimizo los malos días o las noches que me hace llorar. No es fácil

    • Hola Antonella, tienes toda la razón, no es nada fácil salir de sus redes, pero llega un punto en el que debéis elegir o la felicidad de él o la tuya.
      Un abrazo
      Silvia

  20. María

    Hola. Yo estoy en proceso de divorcio de un perverso narcisista, proceso que dura ya 5 años. He de decir que de esto se sale.
    Primero, distancia emocional: en mi caso, le dejé de querer años antes de instar el divorcio. Inevitablemente vas abriendo los ojos, y al mismo tiempo cerrando los sentimientos.
    No era consciente de ello en esos momentos, pero seguí con él por miedo y para proteger a mi hijo (la custodia compartida habría sido una tragedia).
    Después, huir : en mi caso, ha sido pedir el divorcio. Divorcio que está siendo totalmente contencioso, es imposible pactar nada.
    Ha intentado hacerme daño de todas las formas posibles, pero no lo está consiguiendo. A nivel emocional, porque ya no me afecta, no siento nada por él excepto cansancio y ganas de que esto termine. Supongo que, mientras su odio por mí parece cada vez mayor, yo siento indiferencia. Lo aparté de mi vida emocional, sólo quedan asuntos legales entre nosotros.
    A nivel legal, que también ha intentado de todo, el procedimiento es lento pero va bien. Eso sí, todo documentado y acreditado, es la única manera de demostrar los hechos. Todos los relativos a nuestro hijo (es mi prioridad) y al tema económico, que hay que vivir!
    Respecto a nuestro hijo, conseguí la custodia. Se tuvo que entrevistar con el juez hasta cuatro veces, eso sí. Pero vamos bien, está equilibrado, estamos en el camino.
    En cuanto al tema económico, estoy en la fase de liquidación de gananciales, y ahora es cuando me he dado cuenta de cuánto se ha aprovechado de mi. Hice una cronología de nuestra relación, y vi que tras cada bache mío de salud él había hecho un movimiento económico que le beneficiaba. He conseguido demostrar casi todo en el juzgado, y eso es lo que creo que hay que hacer, evidenciar la realidad. Es difícil a veces, pero es el único modo de dejar patente la realidad. Yo soy independiente económicamente desde los 22 años, con trabajo e ingresos estables, nadie me ha regalado nada y no voy a regalarle nada a él a estas alturas. Me queda el último asalto.
    No ha sido fácil, más bien todo ha sido muy muy complicado. Y me he ahorrado contar aquí los detalles truculentos, que los ha habido y no pocos.

    Quiero resaltar lo que me ha ayudado en esta historia, lo que me ha hecho recuperar fuerzas y levantarme cada vez que no podía más. El orden no importa, porque todo es simultáneo.
    – Los amigos, la familia, la gente que te quiere y a la que quieres. A pesar de que me intentó aislar, y casi lo consiguió, la gran mayoría de ellos siguieron estando ahí. Y cuando por fin reuní fuerzas y decidí divorciarme fueron, y son, un gran apoyo.
    – Las lecturas. Yo había leído hacía años “El acoso moral”, de Marie France Hirigoyen, y releerlo me abrió los ojos. Seguí con sus otros libros, y en concreto me resultó muy útil e interesante “Mujeres maltratadas. Los mecanismos de la violencia en la pareja”. Lloré lo indecible leyéndolo, pero me abrió los ojos a muchos detalles. También había leído ya la trilogía sobre los psicópatas de Vicente Garrido, y justo al principio de mi divorcio publicó ” Cómo sobrevivir a una ruptura: guía para la recuperación emocional y la disputa legal”. Me resultó muy útil. Es cierto que leer y verse reflejada en los textos hace daño, pero hay más, mucho más. En mi caso investigar, recordar, reflexionar… ha supuesto enfrentarme a mi historia real (no la que intentamos crear para que no duela tanto la de verdad), y ha dolido, y mucho. Pero ha sido la única manera de poder superarlo, enfrentarme a todo lo sucedido para poder comprenderlo.
    – Ayuda psicológica. Acudí a una psicóloga durante un tiempo, y me ayudó mucho. Creo que lo más importante fue que con ella reconocí que había tenido miedo. El miedo te paraliza, te incapacita. Y lo peor es que si te consideras una persona fuerte y capaz, porque lo has demostrado así, cuesta reconocerlo porque es como una humillación. ¿Yo, miedo? noooo. Fue muy duro, pero un buen punto de partida para conseguir reconstruirme.
    – Ayuda legal. Desde el minuto cero. En mi caso, acudí a una abogada especializada en derecho de familia. Profesional y empática. Defender mis derechos y luchar por ellos es necesario para superar esta etapa. Se trata de buscar e intentar conseguir una solución justa.

    No me extiendo más. He dado con tu blog por casualidad, y me ha gustado mucho. Creo que es muy importante que haya especialistas como tú, porque las heridas que tienes después de una relación con un narcisista son muy complejas y no fáciles de superar. Un saludo.

    • Muchísimas gracias por comentar tu historia en mi blog, creo que puede sr muy útil para que se encuentra en el camino.
      Enhorabuena por todo el proceso que has hecho, es fantástico escuchar historias con final justo y feliz.
      Un besazo
      Silvia

  21. Rafael

    Hola Silvia. Nunca he escrito en ningún foro pero necesito en este, al leer los comentarios
    me siento reflejado en muchos.Desde hace 8 años estoy saliendo con una chica q creo q es muy narcisista.Vivimos separados pues ella tiene una hija menor
    Ahora estoy inmerso en uno de sus tratamientos de si,envió, ya son muchos y creo q no puedo salir de esta dependencia
    Me entierra en vida y yo sigo suplicando q abandone esta actitud, pero es peor.Dias y días cortando toda comunicación tras enfadarse la mayoría de veces injustificadamente.Pido perdón solo para q desista pero es peor….
    Leo u ya comprendo lo q ocurre pero me cuesta mucho salir de aquí… Y me dice q claro q me quiere..Le digo q por favor me deje para siempre y hago me duelo pero no me suelta. insultos …la palabra perdón, lo siento… no entra en su diccionario
    Estoy desesperado e intento pasar pero a los 2 días del silencio estoy con mucha ansiedad y la llamo… frialdad total q la deseen paz…nunca quiere hablar… Y cuando me llama como si nada…. increíble
    Gracias por escucharme y leerme

    • Rafael, planteate si eso que vives es amor o no. No pidas que la persona que no está teniendo en cuenta tus sentimientos te de la solución. Has de tomar una decisión y llevarla tú adelante. Y créeme, cuesta pero se puede.
      Un fuerte abrazo
      Silvia

  22. Zulema

    Hola acabo de terminar una relacion de 7 años con aguien asi, y tengo miedo que quiera hacerme daño, como saber que tan enfermo esta para cruzar del limite entre la “intencion del asesino” y realmente cruzarcesa linea

    • No hay una regla de oro que nos diga si va a cruzar o no la linea, además sería muy imprudente escribirlo públicamente, no sabemos quien lee y quien no.
      Un abrazo Zulema
      Silvia

  23. DIDIER

    YO ESTOY PASANDO POR TODO ESTO NO SOLO FUE LA ESTAFA EMOCIONAL SI NO TAMBIEN ECONOMICA CUANDO EMPEZE ANALIZAR SU COMPORTAMIENTO NARCICISTA Y LE RECLAME OPTO POR DESCARTARME Y ME APLICO EL CONTACTO CERO PERO ME DEJO CON UN GRAN VACIO PERO HE ESTADO ENTENDIENDO QUE SOLO FUI VICTIMA DE UNA MENTE DESQUICIADA Y MAQUIAVELICA QUE NO TIENE REMORDIMIENTOS ,NI NUNGUN TIPO DE EMPATIA POR NADIE SOLO VA OCACIONANDO DAÑO A SU PASO , CUANDO LEI ESTOS ARTICULOS DE LA DRA SILVIA ROGRIGUEZ ME QUEDE ESTUPEFACTO NADIE HABIA DESCRITO CON TANTA PRESICION UN PSICOPATA NARCICISTA GRACIAS POR AYUDARME A ENTENDER LO QUE ME ESTABA SUCEDIENDO Y QUE NO FUE MI CULPA POR QUE ME DECIA QUE YO ERA EL CULPABLE DE QUE LO QUE SUCEDIA Y NO ADMITIA NINGUNA RESPOSABILIDAD….

  24. Maria

    Hola, yo he vivido un infierno en estos últimos meses de mi vida. En puerta una separación con un narcisista 10 años de matrimonio , me hizo un daño increible en mi autoestima y abusò de mi económicamente me cobró cada centavo que invirtió y me dió la culpa de todos sus fracasos, estuvo 3 Años en mi mueble en pijama mi hijo lo extraama claro porque lo manipulaba mientras yo trabajaba. Aguanté para no causarle a mi hijo el daño que le provocaria la ausencia de su padre. En medio del proceso conocí a una persona que se mostraba auténtico, amigo y resultó ser peor que lo que tenia. Un completo narcisita psicopático tóxico en mi vulnerabilidad crei en sus cuentos pq se mostraba perfecto. Luego comenzó a castigarme con el silencio , regresaba sòlo cuando queria sexo, incluso varias veces me llamó para vernos y tener sexo y al cabo de media hora me decia ” me tengo que ir tengo diarrea, creando en mi una abstinencia inexplicable. Una o dos veces me pidió disculpas pero sólo pq queria estar conmigo,, no pq le importaba, también me dijo que el era un loco para evitar darme alguna explicación pero que además yo era bipolar y asi me devaluaba. Después empezó a preguntarme pq me visto de negro? Pq uso bandana? Pq no ropa de color? Pq uso ese vestido corto? Pq me pongo calienta tobillos y asi todas estas estúpideces. Ya a lo último después de actuar como un fantasma llegaba con historias y regalos y volvia otra vez a comportarse igual. Ahora estoy en No contact, pero trabajamos en el mismo proyecto asi que tendré que verlo aunque no quiera. Me ha llamado sólo una vez y enviado mensaje su ego es tan grande que aùn no cree que lo he mandado al infierno. Ha sido duro pero ni modo mi dignidad por delante.

  25. Georgia

    Hola Silvia,

    Enhorabuena por el blog, es de gran utilidad. Mi historia con un psicópata empezó de muy jovencita, con 16 o 17 años y se alargó de forma intermitente hasta los 24 o 25. Digo de forma intermitente porque jamás quiso formalizar nuestra relación ni hacerla pública, siempre la vivimos desde la más cruel clandestinidad, por eso, cuando me hartaba, me alejaba de él durante un tiempo. También usaba un lenguaje perverso y mostraba una actitud seductora todo el tiempo, que hacía parecer que solo él y yo entendíamos lo que estábamos viviendo. Esta relación acabó con mi autoestima por los suelos, pues él se dedicaba no solo a jugar conmigo, sino a triangular con terceras personas (me destacaba facetas de la otra persona y hacía comparaciones) y manipular la situación para que yo viviera absolutamente desconcertada. Por supuesto con el tiempo he entendido que lo único que buscaba es tener alguien a su disposición de forma fácil y que no pudiera reclamarle nada. Después de tanto tiempo aguantando, al fin un día conseguí deshacerme de él, aplicando un contacto zero radical y desapareciendo de su vida por completo. Pues bien, de esto hace casi 15 años y aún a día de hoy la gente me comenta que todavía pregunta por mi al encontrar amigos en común y que hace referencias a mi de vez en cuando, de forma muy sutil, en las redes sociales. Pues bien, ese es el castigo de mi ex-psicópata aplica hacia mi, estar en mi vida aunque sea en forma de fantasma por tiempo que pase. Yo hace muchos años que he rehecho mi vida con una persona maravillosa, animo a todos aquellos/as que estén pasando por lo mismo a que corten todo contacto con personas tan perversas en la medida que puedan. Se puede salir de esto.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.