¿Se puede ayudar a alguien que no quiere ayuda?

publicado en: Dependencia emocional 8

Para ayudar a alguien es imprescindible respetar los ritmos personales de cada uno

Ayudar a alguien que no quiere ser ayudado, desde la práctica de la psicología es un aspecto que se debe tener muy claro desde un principio, ya que va a evitar al profesional de la psicología que pierda el objetivo de la terapia. Es frecuente que se acuda a consulta bajo la premisa «necesito ayuda psicológica» pero que realmente, en la práctica, la persona no quiere o no puede cambiar, si no que lo que espera es una reafirmación por parte de un profesional o simplemente solo aspira a un desahogo. Estos casos, a pesar de venir a la consulta, no quieren el cambio, sino que la situación exterior sea la que cambie, es decir que la persona quiere un cambio pero sin tener que hacer nada, o que sean los demás los que cambien.

Por ejemplo, recuerdo una chica que vino pidiendo ayuda, iba acompañada de un familiar con el que tenía mucha confianza. Era evidente el deterioro a nivel emocional e incluso físico de la chica y ella lo reconocía. Después de contar su triste historia de relación con su pareja durante años en la que además de desprecios constantes se había llegado al maltrato físico. Mientras ella lo narraba el familiar aguantaba el tipo para no demostrar sus emociones. Después de esto, ella dijo:» Voy a esperar que él decida si me quiere o no» y por supuesto nunca más volvió.

Haber pretendido o haberla hecho volver sólo hubiera generado defensas en ella que seguramente le hubieran llevado a minimizar los hechos negativos para negar su situación. Como muchas personas lo que intentan, con este tipo de actuación es liberarse de la presión que les genera el entorno y hacen lo propio para aliviar la presión. Pero esto no quiere decir que busquen ayuda para mejorar ellas.

Otra señora que directamente dijo «yo sé que necesito un psicólogo de por vida, aunque sé que nada va a cambiar, pero así me desahogo» Por supuesto no cambió nada, se rendía ante cualquier debilidad que surgiera.

 

 

La necesidad de cambiar es personalayudar-a-quien-no quiere-ayuda

Cuando una persona se plantea generar un cambio real en su vida, casi siempre es debido a que algo no funciona bien, no le está generando felicidad o le provoca problemas añadidos. Cada uno vemos esta necesidad cuando los problemas se convierten en crisis y esto no se da en el mismo momento para cada persona puesto que aunque parece que las experiencias sean iguales, cada persona tiene diferentes aprendizajes y diferentes condicionantes.

Ejemplo, una persona se puede quejar de dolor por un golpecito y otra puede haber pasado una fractura sin haberle dado mayor importancia ni haberla tratado de ninguna forma,  y la presión exterior no sirve para que la percepción del dolor cambie

En el caso de la dependencia emocional esto no es diferente. Numerosísimos son lo casos que vienen contando que una amiga o un familiar está en peor situación y que por mucho que les digan lo que tienen que hacer pasan de sus consejos. O personas que acuden sólo por el hecho de que saben que necesitan ayuda, pero quieren controlar el proceso y realmente no se dejan ayudar, sólo quieren que la situación les produzca menos dolor y sobretodo que sea ya. Muchas de estas personas ya han leído un montón sobre psicología, diferentes terapias, procesos terapéuticos y sobretodo patologías, y en muchos casos creen que pueden controlar el tiempo, los pasos y sobretodo los cambios en su vida. Y me pregunto ¿realmente quieres ayuda profesional? No, quieres que te de una clave que lo cambie todo.

El cambio personal o de vida se realiza en forma de proceso

Raro es quien de la noche a la mañana lo puede realizar y para ello tiene que ser necesario para la persona en cuestión, no para los demás.

Por ejemplo: ¿se puede romper una relación de años de un momento para otro? Pues supongo que nadie hace esto porque sí, sino que se ha producido un proceso en el que varios acontecimientos le han provocado un cambio en sus sentimientos, es decir, se han tenido que ir produciendo decepciones, cambios en las expectativas que se había marcado, experiencias desagradables o situaciones con las que nos damos cuenta de que no era lo que realmente queríamos o esperábamos. Incluso el enamoramiento es un proceso, el hecho de que aparezca una persona de la que nos hemos enamorado de repente suele conllevar un proceso, en el que analizas lo que en un principio no le diste importancia o minimizaste, como si el sentimiento es reciproco, si es viable y si es real, también es el momento en el que se toma consciencia de qué es lo que uno/a tenía y que es lo que ha favorecido el cambio en nuestra propia decisión anterior.

 

¿Cómo puedo ayudar a un dependiente emocional?

SI este es tu caso, el de tener a alguien cerca que crees que necesita salir de esa situación y le quieres ayudar, sí que puedes hacer algo por ella:

  • Respetarla en su ritmo particular, como he dicho antes cada persona somos única y tenemos ritmos diferentes tanto para asimilar la información como para pretender el cambia.
  • Escucharla sin juzgar, por muy grave, exagerada que te parezca la situación. Esto favorece que se exprese, y cuando se habla en voz alta se puede tomar consciencia de aspectos que no habíamos tenido en cuenta en el diálogo interno. Además, sin darte cuenta estás potenciando la confianza para que siga hablando y no se aisle totalmente, ya que esto sería aún peor.
  • Ve dándole datos objetivos, por ejemplo «un guantazo es maltrato», no subjetivos como «yo creo que…» poco a poco irá asumiendo la información que le va llegando
  • Estate a su lado aunque sea doloroso, esto no significa que dejes tu vida para estar a su lado, pero sí que tenga acceso a ti y que puedas ser su «faro». Si el dolor que te produce te afecta es probable que no puedas ayudar, aléjate por un tiempo y vuelve cuando estés preparada/o.
  • Ten presente que puede necesitar caer del todo para tomar la decisión correcta. No es un retroceso es evolución. Muchas veces se necesita algo más fuerte para poder tomar consciencia. No la/lo castigues, sólo espera en la retaguardia. Volverá con otra forma de ver la situación.

No es fácil para nadie pasar por cualquier tipo de crisis. Estar acompañado no soluciona las crisis pero las puede hacer más llevaderas y ¡no es poco!

Digiprove sealCopyright protected by Digiprove © 2019-2020 Silvia Rodríguez
FacebooktwitterFacebooktwitter

8 Responses

  1. Solimar Alfonzo

    Excelente! Usted es una profesional fantástica. Agradecida.

  2. Silvia

    Qué pasa cuando ese proceso lleva muchos años, seis en este caso. Soy madre de un joven de 26 q está en dicho proceso.

    • Silvia, el proceso puede durar años, no te alejes en la medida que puedas y ve dándole información con cuentagotas para no provocar una barrera entre ustedes.
      Un abrazo
      Silvia

  3. Roxana

    Hola Dra. Tengo un problema con mi hijo de 23 años, y está teniendo comportamientos extraños y a veces agresivo causa de consumo de drogas, soy una madre joven de 43 años y no sé qué hacer para ayudar a mi hijo, hay alguna solución para poder ayudarte? No sé qué hacer.. Gracias.

    • Hola Roxana, tu hijo debería ir al médico por los comportamientos extraños, puede desarrollar una enfermedad mental.
      Un saludo

  4. Julia

    Buenos dias Roxana.
    Mi hijo tiene 25 años, tiene problemas de autoestima desde pequeño.
    Aparte de tener problemas de comportamiento (faltas de respecto, agresividad..), por la frustracion que le con lleva, entre muchas cosas, el llevarle la contraria a sus maneras de actuar y pensar, «en algunos casos».
    A las consecuencias a las puede derivar de todo tipo, actualmente lo peor es que esta acosando a una chica,( antigua novia).
    Se siente, segun el, engañado por ella.
    No se que hacer para ayudarlo. Es muy dificil cuando una persona necesita ayuda y no quiere recibirla.
    Se excuda en que la culpa la tienen los demas.
    Se le nota la ansiedad y la depresión que esta padeciendo con la consecuente autodestruccion en su vida, fisica y mentalmente.
    Que puedo hacer ?

    • Supongo que ya has probado de todo, sobretodo a hablar con él y hacerle entender que los problemas no se arreglan creando más problemas o más graves. Así que lo que queda es decirle una vez más que lo apoyas y que quieres ayudarlo, que cuando te necesitas ahí estarás. Necesita ayuda profesional que valore ese comportamiento, pero no vale si él no accede de motus propio.
      Un abrazo y mucho coraje.
      Silvia

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.