El informe pericial psicológico o peritaje psicológico tiene como objeto el análisis del comportamiento humano en el entorno de la Ley y del Derecho. Las leyes contemplan que cuando sea conveniente conocimientos científicos específicos, se puede utilizar como medio, la prueba de peritos (artículos 1242 del Código Civil y 610 de la Ley de Enjuiciamiento Civil y 456 de la Ley de Enjuiciamiento Criminal).

Cada vez son más los jueces que acuden a los psicólogos (ya sean privados o pertenecientes a la Administración de Justicia), solicitando asesoramiento para valorar todas las cuestiones relativas al estudio de las condiciones psicológicas de los actores jurídicos.

En el informe pericial, se deben valorar los hechos o circunstancias psicológicas que sean de interés o necesidad para el proceso judicial.