Si tu ex es psicópata, la custodia compartida no es buena idea.

 

custodia-compartida-no-hijo-psicopata

La custodia compartida nunca es buena elección cuando uno de los dos progenitores es psicópata

 

Un punto crucial a la hora de hablar de relaciones con ex parejas psicópatas es sobre el tema de la decisión acerca de los hijos. Es evidente que cuando alguien decide romper una familia no suele encontrarse en el mejor momento de su vida, las rupturas siempre acarrean crisis a casi todos los niveles, y afectan intensamente a los involucrados en la ruptura, y en este momento, además se deben tomar decisiones que marcarán la vida de los hijos/as. ¡Casi nada!

Esta, no es una decisión que se deba tomar a la ligera, ni en pro de que sea más o menos complicado el proceso, y en los casos en los que se ha detectado que el otro progenitor es un psicópata no se debe ignorar las consecuencias que esto puede ocasionar en un menor a largo plazo y esto es lo que voy a tratar de ayudarte a hacer.

1.- La motivación de la custodia compartida de los narcisistas

  • Evitar dar dinero al otro progenitor

Aún tratándose de sus propios/as hijos/as. Creen o quieren hacer creer que la crianza no conlleva apenas gastos. Que el hecho de ser pequeños de tamaño hace los gastos pequeños ¡cómo si hubiera relación! No asumen que los niños tienen necesidades propias de cada etapa, sino que con comer y dormir caliente es suficiente para un menor.

  • Tienen la intención de sobrecargar al otro progenitor

Con el incumplimiento de sus responsabilidades, y saben con seguridad que el otro asumirá por el amor que siente por su hijo. Además, lo importante es asegurar que la vida de su expareja será complicada y difícil de rehacer.

  • Se acogen al argumento  «para el bienestar del menor es importante las dos figuras parentales»

Y es cierto, en la mayoría de casos, pero no para progenitores con perfil narcisista o psicópata encubierto.

El contacto continuo con personas narcisistas conlleva abuso psicológico, gravemente perjudicial para cualquier persona y con gravedad superlativa para un /a menor. La figura de los dos progenitores para los/as niños/as es importante cuando ambos aportan, ya que la diferencia de género implica diferencias en el procesamiento de la información, en las formas de sentir emociones y sentimientos, pero esto no tiene que ver con el hecho de ser diferentes en derechos.

Pero en el caso de las personas con ciertos trastornos y en el caso particular que nos ocupa, el de los narcisistas y psicópatas, las propias características conlleva conductas abusivas e incompatibles con las responsabilidades de progenitor.

  • Usan sus derechos de progenitor, pero ignoran sus deberes

Utilizan el argumento de el derecho como adulto de poder disfrutar de la crianza por igual de sus hijos, aún sabiendo de su incapacidad para cuidar de otras personas y muchísimo más de niños/as (por las necesidades psicológicas y emocionales que requieren según edad y etapa de desarrollo).

Se centran en sus derechos, sin tener intención de asumir sus deberes: DAR PRIORIDAD A LA MEJOR OPCIÓN PARA EL/LA MENOR. Así, el progenitor psicópata cumplirán los mínimos: les alimentarán, generalmente de forma inadecuada, irán a la escuela, pero no se encargará de su sano desarrollo emocional y psicológico, tendrá horarios, pero los de el adulto, asumirá responsabilidades, las que el progenitor no asuma, teniendo que hacerse cargo de las negligencias del progenitor.

 

2.- Egoísmo y egocentrismo extremo

Los narcisistas y psicópatas son personas con un egoísmo y egocentrismo extremo tanto en lo positivo como en lo negativo. Buscan ser el centro de atención de cualquier grupo o circunstancia, necesitan la atención y adulación de los demás y por ello no les importa que sea en aspectos negativos, lo importante es no pasar desapercibidos. Este aspecto que puede parecer casi inofensivo o propio de cierto infantilismo, pero es  más dañino para un menor de lo que puede parecer a simple vista. La prioridad de los psicópatas es ellos mismos y esto implica también a los hijos/as. Así que los niños aprenderán a ignorar sus necesidades y a priorizar las de los demás.

El egocentrismo implica que el progenitor, no valore los logros del menor, los minimizan y comparan con los logros de otros. Esto hace que en el menor aparezcan sentimientos de insuficiencia, de no ser bastante e incluso de no ser merecedor de amor. Les puede llevar a tener actitudes derrotistas y perder la motivación intrínseca, es decir la motivación que nos lleva aprender y a ser mejores en cualquier ámbito de nuestra vida.

 

3.- Mediatizan con los hijos

Dan mensajes falsos en presencia de los menores para crear una imagen errónea y negativa sobre el otro progenitor. Imagen que de forma sigilosa va calando en la mente de los más pequeños y que sin duda hará mella en su relación.

Los/as psicópatas deben quedar impunes, por ello cargan la culpa de todo lo ocurrido, incluso la ruptura de la relación siempre va a ser por la culpa del otro, nunca asumen su parte de responsabilidad. Esto es lo que transmiten a su descendencia, creando resentimiento en los menores contra el otro progenitor.

 

4.- Instrumentalizan a los menores

Utilizan a los propios hijos para comunicarse y hacer daño al otro progenitor, es una arma muy poderosa puesto que la gran mayoría no pueden creer que alguien que ama puede hacer daño a sus propios hijos. Existen casos extremos que han llegado a quitarle la vida a sus propios hijos, pero la inmensa mayoría no llega a tales acciones pero sí a ejercer sufrimiento premeditado en los menores para torturar al otro progenitor.

Existe una tendencia social a creer que teniendo la obligación de cuidar de los hijos, los adultos se «espabilan» y de repente se vuelven buenos progenitores ( y de hecho hay varias comedias que tratan el tema de forma divertida), pero en el caso de los psicópatas esto es improbable ya que no se trata una única característica negativa la que conforma este perfil, sino que es un conjunto de carencia de cualidades que repercuten negativamente sobre los menores.

Los hijos, para psicópatas y narcisistas no se concibieron desde el amor y la intencionalidad de otorgarles lo necesario para que sean personas libres, felices y autónomas. Los psicópatas y narcisistas tiene hijos por motivos totalmente egoístas:

  • Facilitan una imagen social de estabilidad
  • Para «atrapar» a la pareja y que le sea muchísimo más complicado romper la relación y sobretodo rehacer su vida después de abandonarlo: «Si no es para mi, no es para nadie», es su pensamiento.
  • Los menores son usados por el progenitor narcisista como peones que están a su servicio y les facilitan la vida, bien su imagen como padre o madre con los logros que obtengan como niños o lo bellos que sean o en lo que puedan destacar y a diario para apoyar su comodidad, les piden que les tapen las mentiras, que les cocinen…

 

5.- Son tacaños

Los narcisistas son tacaños con los gastos que no les facilitan la imagen que pretenden dar, tienden a una vida parasitaria viviendo de los recursos materiales, psicológicos, sociales y emocionales de los demás, entonces ¿qué creemos que harán cuando tienen menores en desarrollo a su cargo?

No es importante el dinero que posean, además de que no lo gastan con los demás si esto no mejora su imagen, siempre lo van a utilizar como forma de manipular al otro, como compensación por el amor que no pueden dar. Así el menor que se cría con un psicópata o un narcisista perverso como progenitor aprende que las personas se compran, que todo tiene un precio y que el amor está relacionado con el dinero o las cosas materiales. Aprenden que el valor de  las personas está en lo que poseen y en lo que son capaces de conseguir.

 

6.- Son irresponsables

Esta irresponsabilidad está relacionada con su escasa capacidad de compromiso y la creencia que tienen acerca de lo que es la infancia. Los/as psicópatas no son capaces de asumir las responsabilidades que conlleva el cuidado de un menor si estas no mejoran su imagen pública. Por ello las actividades del menor van supeditadas a las de el progenitor. por ej. si el adulto psicópata tiene una reunión, hará que el niño/a lo espere sin ocuparse ni preocuparse por el tiempo que ha pasado. No suelen respetar los ciclos de sueño, ni la adecuación de la comida que requieren los menores.

Obvian que los niños tiene necesidades propias de su edad y relacionadas con su etapa de desarrollo, creen que con cubrir las necesidades básicas como comer, dormir o ir vestido, ya es suficiente.  que no entienden de sentimientos, por lo que son seres fácilmente manipulables y por su puesto, creen que no se enteran de lo que está ocurriendo.

 

 

mejor-custodia-hijo-de-psicopata

7.- Crean inestabilidad emocional

Los narcisistas no son estables emocionalmente, su inmenso ego y su poca tolerancia a la frustración les hace ser personas con multitud de cambios de humor, con gran irritabilidad  y explosiones de ira, que les hace saltar rápidamente sin pensar en las consecuencias. Este comportamiento crea mucha ansiedad en los menores e incluso elevados niveles de miedo que afectan a el sentimiento de seguridad y protección que deben sentir con su progenitor y que es necesario para crecer con una sana autoestima.

8.- Fuerzan a los hijos/as a asumir sus responsabilidades

Para seguir manteniendo su imagen de cara a la sociedad, obligan a sus  hijos que cubran las responsabilidades que ellos/as no asumen. En este caso deben responsabilizarse de los hermanos pequeños, transmitir los mensajes que pueden ser comprometidos… y conforme aumentan en edad más carga de responsabilidad inapropiada les van atribuyendo.

 

He hacer constar que existen casos, en lo que toda la información que he detallado en el post perdería todo el sentido, y es cuando los dos progenitores son del mismo perfil, es decir dos narcisistas o/ psicópata.

Pero si este no es tu caso, lucha por la custodia de tus hijo/as. Sabes que debes hacerlo y ahora es el momento de protegerlos.

Digiprove sealCopyright protected by Digiprove © 2019 Silvia Rodríguez
FacebooktwitterFacebooktwitter

4 Respuestas

  1. Lilith

    Se debería solicitar un informe pericial para demostrar judicialmente que el otro progenitor sufre este trastorno? Que opciones se tienen para evitar la custodia compartida en estos casos si no hay ningún hecho «suficientemente grave» para imputar alguna restricción en este sentido? Como se demuestra la socavacion psicologica que se sufre día a día por estos seres «socialmente perfectos» y «buenos padres»?
    Help…

    • Silvia Rodriguez

      Lilith es complicado contestarte ya que la defensa legal la hacen los abogados y cada uno de ellos y en cada caso particular lo enfoca de determinada manera. Entonces, es el letrado quien decide la estrategia y lo que es necesario con las pruebas que existen. Ahora bien, las/los que teneis o os ponéis a recabar pruebas tenéis que ser vosotros/as para evitar una custodia compartida. Una de las pruebas puede ser un informe pericial, pero es cierto que cuando el informe es de parte (solicitado de forma privada y por sólo una de las partes, puede suceder que el otro progenitor se niegue a la evaluación, por lo que no se podría detectar ninguna característica) En el caso que la evaluación, para el posterior informe se practique al conjunto familiar es donde puede informarse tanto de las particularidades de cada uno y las pautas de relación que existen y los efectos psicológicos que se observan en cada miembro de la familia.
      Efectivamente la parte de consecuencias psicológicas la evalúan los psicólogos, pero también se puede aportar informes de profesionales que hayan observado algún tipo de dolencias, cambios de conducta… en los menores ( médicos, profesores, psicólogos a los que el niño haya acudido… )
      Un saludo
      Silvia

  2. Verónica

    He leído que estos seres pueden mentir sin remordimiento ni culpa alguna por lo que su cuerpo no los traiciona con lenguaje no verbal que indique que están mintiendo incluso frente a profesionales….
    Puede un perito psicológico detectar este tipo de psicopatías? O este hombre tan encantador (que hasta en algún momento ha logrado convencer a parte de mi propia familia de que la mala de la historia soy yo) también encantará a la persona que lo evalúe para el juicio? Tengo mucho miedo, quiere quitarme a mi bebé solo por arruinarme la vida a mi y temo el daño que pueda causarle…

    • Silvia Rodriguez

      Verónica, un perito psicológico puede y debería detectarlo. A lo que no puedo responder es a las circunstancias particulares de cada caso.
      Un saludo
      Silvia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.