Lo que tienes que saber del psicópata integrado

publicado en: Psicópatas y Narcisistas | 28

psicopata-integrado-buena-imagen

1. La mayoría de los psicópatas están integrados y tienen buena imagen.

Uno de los grandes problemas a los que nos enfrentamos es que los psicópatas están en todas partes. La gran mayoría de los psicópatas no son criminales. No son característicos de un determinado nivel sociocultural o económico. Lo que sí sabemos es que allí donde haya la oportunidad de obtener algo, siempre habrá un psicópata.

– En general, la sociedad tiene una imagen estereotipada de este perfil -el asesino en serie o el típico loco de las películas de miedo- que no se corresponde con la realidad en la mayoría de los casos.

– Se calcula que un 1% de la población mundial es psicópata, otro autores hablan del 13% con estimación de los psicópatas integrados. La realidad es que no existen datos reales sólo estimaciones. Lo más impactante es el número de afectados que dejan a sus espaldas.

Tienen una buena imagen social. para sus vecinos, amigos o compañeros de trabajo pueden ser personas normales incluso encantadoras. Sólo sus víctimas conocen su crueldad. Podría ser tu hermano, tu vecino, el profesor de primaria de tu hijo o incluso tu pareja y tal vez ni siquiera te has dado cuenta. Si algo les delata, es el hecho de que la manipulación y el engaño son un comportamiento generalizado en su vida.

 

2. El objetivo de los Psicópatas: siempre es Poder

Todas sus víctimas coinciden al describir la crueldad de sus actos y la reiteración de los mismos, sólo con el fin de satisfacer sus objetivos: poder, el sexo y el dinero son imprescindibles como signos de este poder. Para ello, a lo largo de su vida van perfeccionando su técnica depredadora y su capacidad para imitar las emociones que ve en otros de forma natural. El psicópata siente una afinidad natural por las personas empáticas y con dependencia emocional y es frecuente que se rodee de ellas debido a que para ellos tiene unas características que les facilitan considerablemente la consecución de sus objetivos. De estas personas aprende a fingir, de un modo natural, emociones y comprensión hacia los demás, requisito indispensable para poder acceder a quienes le facilitarán la consecución de sus objetivos.

 

3. Los psicópatas tienen un lado perverso

Todos los psicópatas tienen una parte perversa (la maldad) estén o no integrados en la sociedad, pero esta parte no es fácilmente detectable a simple vista, es decir, no es tan evidente en las relaciones que el psicópata mantiene con la comunidad. Su lado oscuro sale a relucir a través de la agresión o manipulación perversa a otras personas: el hecho de hacer daño o causar dolor es para ellos la fuente única de deleite.

El proceso que se inicia con la seducción, la humillación, y como último paso, causar dolor es una de las herramientas que utilizarán para conseguir aquello que se hayan marcado como objetivo.

Son considerados astutos, hábiles y con una gran pericia para desplegar la estrategia que en cada momento más beneficios les reporte, sin mirar ni a quién dañan (este comportamiento se da, incluso en su propia familia, su pareja, sus hijos, etc.) ni mucho menos las consecuencias que conlleva. Además es típico que estos maltratadores se jacten de sus actos y dejen una huella característica como autores de los hechos

 

4. Psicópata integrado o subclínico: un perfil difícil de detectar

La personalidad del psicópata: las víctimas.A pesar de que se trata de un perfil cuyas características han sido estudiadas y están tipificadas, en ocasiones es complicado detectar la psicopatía incluso para los psicólogos y criminólogos que trabajan con ellos. Su capacidad de aparentar, mentir, manipular y esfumarse es indiscriminada y son muy variadas sus formas de usar estas estrategias, haciendo de ellas su estilo de vida.

La dificultad de su detección y estudio es debida a que ellos no consideran que tengan un problema, sino que más bien el problema lo tienen los que permanecen en su entorno, por lo que no acuden en búsqueda de ayuda profesional y por lo tanto sólo cuando cometen algún tipo de delito y la víctima los denuncia pueden ser detectados pero seguramente ese momento ya sea tarde para evitar las consecuencias de sus actos. La dificultad es detectarlos, porque:

Un psicópata no tiene ningún problema con serlo, el problema lo tiene el resto de la sociedad.

La dificultad para identificar este perfil se acentúa conforme subimos en el escalafón social. Además, en determinados niveles jerárquicos su presencia no es casual, dado que el psicópata busca asentarse en allí donde hay poder: política, derecho, puestos de mando… Vamos, que como decíamos hace unas líneas, sigue siendo el resto de la sociedad quien tiene el problema y no el psicópata.

Considero que hay muchas cosas que debemos replantearnos sobre el actual modelo legislativo y social en relación con este perfil.

 

5. Las víctimas, el verdadero problema

En la actualidad el mayor problema al que nos enfrentamos es el gran número de afectados que dejan a sus espaldas. El impacto y coste social de su influencia en su entorno es totalmente desproporcionado respecto al número de casos.

Detrás de un psicópata hay una larga lista de personas atormentadas, estafadas, abusadas, violadas, arruinadas, perseguidas, martirizadas, acosadas e incluso asesinadas.

No se debe ignorar  la cantidad de víctimas silenciadas no han podido o querido demandar pero sí han sido víctimas de sus atroces procederes. Bloqueadas por el miedo que infligen en sus víctimas y la real desprotección social que hay en este momento. Sabemos que sus actos son desmesuradamente crueles, con cierto grado de sadismo y ensañamiento, y  que son repetitivos. Además, el hecho de salir airosos de los conflictos que generan les refuerza el ego y les empodera para continuar haciendo lo mismo con mayor soltura e incluso para aumentar su nivel de gravedad.

Muchas intentarán recomponerse con los restos del naufragio y otras perecerán en el intento, pero entre tanto, ¿qué hace la sociedad? ¿Cómo puede realmente proteger a las víctimas cuando la justicia no reconoce la peligrosidad de este perfil, que grandes profesionales de la psicología y la psiquiatría vienen denunciando desde hace años? Sólo queda la opción de aprender a reconocerlos de forma personal, y muchas veces motivada por la dolorosa experiencia de haberse topado con uno/a de ellos/as y haber sufrido las devastadoras consecuencias de la relación con este perfil.

Por suerte, la psicopatía es un tema que está de moda, y que ha aumentado notablemente la información sobre este perfil. Esto aporta la posibilidad de detectarlos con mayor rapidez y tomar las medidas oportunas: La huida.

 

6. Una vez que se ha caído en las redes de un psicópata es difícil salir y las secuelas son graves

Ni todos los psicópatas son como los que salen en las películas, ni todos necesitan mostrar un rostro tan amenazador como el que ponemos en la imagen superior; al menos en público Sino que más bien suelen tener una imagen con un encanto particular. Sé que muchas víctimas de personas de éxito, intachables y de apariencia encantadora, sí reconocerán esta cara oculta de sus agresores (ya sea en el trabajo, en la pareja o en ámbito familiar).

Aceptar la imagen de buen ciudadano o de persona normal de los psicópatas es imprescindible para su detección.

Son demasiados los casos en que las víctimas ni tan siquiera pueden salir de sus redes ya que la tela de araña que tejieron a su alrededor es de dimensiones espectaculares. Además, con frecuencia se encuentran muy “desgastadas”, soportan el peso adicional de la falta de conocimiento y reconocimiento, tanto social como profesional, que tiene la psicopatía. Todo esto dificulta su recuperación y, con demasiada frecuencia, también su huida.

A nivel jurídico es complicado de demostrar que se trata de una persona con psicopatía, no sueles dejar rastro de su abuso, las víctimas no suelen recoger pruebas fehacientes de lo que han vivido. Si no existe crimen… el psicópata suele salir impune de los  actos cometidos y no dudará en hacer pagar al denunciante por su acusación.

 

7. A nivel Jurídico es necesario un cambio

Un cambio radical en el tratamiento jurídico de este tipo de personas es lo que más nos puede acercar a una sociedad no afectada y marcada por psicópatas. La solución no es únicamente la privación de libertad; la necesidad de una rehabilitación efectiva es urgente, y en ello trabaja el psicólogo R. Hare sin haber hallado resultados definitivos, pero por un camino diferente al usado habitualmente con estos perfiles.

-La Psicopatía no se trata de una enfermedad mental. Pero en el caso de que lo fuera, tampoco se debería comparar al grupo de alteraciones mentales que exculpan a los enfermos de sus actos por falta de responsabilidad personal o intencionalidad. Los psicópatas son plenamente conscientes y responsables de lo que hacen y lo hacen porque quieren y con un objetivo claro: sacar provecho personal.

¿Cómo podemos proteger a la sociedad de aquellos que están al mando? ¿A quién le interesa proteger a las víctimas o castigar al psicópata si hace lo que yo también hago? (recordemos que los psicópatas se relacionan entre ellos con el objetivo de un interés común: ganar más los dos)

Si ni su moral, ni su hacer, ni su estructura neural es igual que la del resto de personas…

¿Por qué los tratamos con igualdad? ¿Por qué les otorgamos la gracia de la normalidad si sus diferencias y toxicidad social son evidentes? ¿Por qué no se tienen en cuenta las trabas, las mentiras, las manipulaciones al límite entre lo legal y lo delictivo si la intencionalidad de causar daño al prójimo existe y es evidente?

 

8. La detección en la infancia de la psicopatía es posible

La crueldad de los actos, la reiteración de estos y la falta de remordimientos son características definitorias de la psicopatía, visibles y detectables desde muy corta edad.

R. Hare expone que los psicópatas se pueden detectar desde los 3-5 años con unas características muy concretas, que no pueden ser explicadas totalmente debido a pautas de educación concretas, sino a una interacción entre las características personales del niño y a las habilidades afectivas adquiridas en esta temprana edad.

También es cierto que cada una de las particularidades retroalimenta a la otra, es decir, no recibe las mismas pautas un niño que encarna determinadas características que quien no las posee por ejemplo, un niño que es desafiante no suele tener la misma confianza de su educador que uno que no lo es . Eso es algo que va dejando huella en el encéfalo como aprendizaje, pero el mecanismo concreto de interacción aún está por explicar científicamente.Las características a las que hacemos referencia, que revelarían la psicopatía a tan corta edad, son:

9. No existe tratamiento efectivo para los psicópatas, al menos los adultos

Para agravar la cuestión, hay que aceptar que, por el  momento, no se ha logrado encontrar ningún sistema que rehabilite sus carencias, porque aunque se ha intentado emplear los mismos métodos que funcionan con personas no psicópatas, dicha experiencia sólo ha conseguido dotarlos de un mayor número de estrategias de manipulación.

Como norma, los seres humanos tendemos a pensar que todo el mundo es bueno y descartamos a priori la opción de la maldad inherente al hombre. Eso nos deja con una única opción, saber detectarlos para protegernos, tanto a nivel personal como a nivel social.

Lo único que le hace sentir miedo es el hecho de que sabe que es diferente al resto de la gente y teme ser descubierto.

Digiprove sealCopyright protected by Digiprove © 2019 Silvia Rodríguez
Facebooktwittergoogle_plusFacebooktwittergoogle_plus

28 Respuestas

  1. maria

    Una vez mas sorprendente tu articulo, tu trabajo…
    pero como se puede difundir????
    si mas mujeres supieran…
    en fin
    gracias

    • Silvia Rodriguez

      Hola María!
      Primero agradecerte tu participación en mi blog, me encanta que lo hagáis. En segundo lugar me alegro que te guste, y en tercero en ello estoy, en la difusión, es un tema tan sesgado en la sociedad, que lo hace tarea difícil… pero ya hemos empezado… ahora cuanto más se comparta para que puedan acceder a la información más personas más fácil será.

      Un abrazo
      Silvia

  2. Juan

    Hola,

    Fenomenal el blog. Lo he descubierto porque por razones personales he estado conviviendo con mi cuñada durante dos meses y tras muchas lecturas sobre el tema, ver el acoso psicológico que le hace a su familia y haberlo sufrido yo, no solo psicológico, también financiero, estoy muy interesado en el tema.

    La pregunta es, vale la pena desenmascararlos? Cómo? El acoso hacia su pareja es brutal? Puedo hacer algo? Es un tema complicado puesto que ella siempre va un paso por delante, maneja los tiempos de forma increíble y se hace la víctima constantemente. Cuesta mucho pararle los pies de forma educada y sin entrar en conflictos.

    Saludos

    • Silvia Rodriguez

      Buenos días Juan!
      En primer lugar agradecerte tu participación en el blog y tus comentarios.
      En cuanto a la duda que me planteas; bien no es tan fácil la respuesta ya que como bien dices ellos suelen ir un paso por delante, su planificación mental es fría sin emoción por lo que les permite llegar a puntos que los demás no alcanzaríamos a entender. Supongo que tus sentimientos en la actualidad son de rabia e impotencia, y ellos son los que te llevan a esa decisión. Bien pues antes de dar un paso te aconsejo que valores las consecuencias que pueden tener y, como poco es convertirte en el centro de su ira, como ya sabes con métodos ni muy limpios y por su puesto de forma desmedida, pudiendo arrasar con lo que le pille a su paso ( y con esto incluyo a todo lo que te pueda causar dolor).
      Lo que si puedes hacer es alejarte de su entorno y proteger en la medida que puedas a tus seres más queridos, y hacer de espejo con estos, es decir que ellos sean capaces de ver los hechos objetivamente. Si hablamos de hechos y no de personas es más fácil que no aparezca la estrategia de la racionalización. Que suele ser una defensa automática que hacen los observadores para poder dar sentido a lo que no lo tiene (su comportamiento) Una vez que hemos conseguido aislar el hecho como tal y ver la verdadera relación acción-consecuencia, poco a poco irá apareciendo la realidad tal cual y ellos serán los que de forma espontánea le den nombre a lo que tu ya se lo has puesto.
      Esta tarea no es fácil ni rápida, sino que tendrá muchísimos altibajos y en ocasiones se te tachará a ti de envidioso, mentiroso… pero ten en cuenta que las manipulaciones que viven no son algo puntual, sino años y años, con lo que darse cuenta de esto no es fácil ni agradable y menos si viene de un ser querido.
      Espero haberte sido de ayuda, si necesitas algo más no lo dudes, sabes donde encontrarme.
      Ánimo y un gran abrazo
      Silvia

  3. Marta

    Buenos dias. Me gustaria poder comentarte una historia por la que estoy pasando últimamente. He leído mucho porque a veces necesito entender una cosa para aprender a superarla, y he llegado a la conclusión de que mi cuñada es psicópata. Me esta dejando como una mentirosa, manipuladora…delante de mi familia politica. Es una historia un poco larga y me iria muy bien poderlo hablar un poco a ver que orientaciones me puedes dar…ya sea por mail o por telefono
    Muchisimas gracias.

  4. María A.

    Auxilio!!! Tenemos un psicópata queriendo adueñarse del manejo del grupo de la escuela de mi hijo en la organización del viaje de egresados. Somos dos parejas de padres y tibiamente algún que otro papá que nos damos cuenta. Se adueñó de los papeles, de los bonificados, de todo manejo que pueda tener, pero logró tener a la mayoría aplaudiendolo y agradeciendole “tanta dedicación y buena onda”. Esto desestabilizó a mi familia. Estamos muy angustiados.

  5. María A.

    Olvidé comentar: Entre muchas actitudes manipuladoras que tuvo, llama constantemente uno por uno de los padres y cuando lo dejé al desnudo en el grupo de watsap, se escondió varios días para reaparecer queriendo imponer nuevamente.

  6. David

    Creo por desgracia que lo que voy a contar no es ciencia ficción. A los 8 años de edad sufrí abusos por parte de mi hermano mayor que duraron hasta mi edad de 16 años. Sé que mi hermano con anterioridad a mis abusos mantenía relaciones sexuales muy precoces con varios chicos a la vez en el transcurso del recreo y lo sé ciertamente porque me he encontrado a un par a posteriori en el ambiente homosexual. La cosa es que yo he sido la”cosa” de mi hermano “siempre”. Su poder destructivo es devastador, tanto que yo, aunque me esforcé siempre en gustar y cuidar de mis padres nunca tuve ningún tipo de elogio, más bien censuras y malos tratos verbales, broncas y malas caras. Un día en piscina, no conocía a nadie vino un chico y me pregunto ” eres marica?” y yo me giré sin querer hacia mi hermano y sonreía sátiro. A los 14 años me diagnosticaron Trastorno Bipolar Tipo2, el que no hace casi fases maniacas, eternamente deprimido. En las exploraciones médicas hechas durante más de 15 años ( siempre acudo a terapia y tomo ordenadamente mi medicación) se dice que no respondo adecuadamente a ningún perfil patológico mental, que necesito estrecha atención médica pero que es imposible hallar tratamiento. Decir que a los 26 años de edad se me otorgó la baja laboral definitiva puesto que mis “ausencias” de carácter de depresiones interferían en mi puesto laboral. La verdad siempre pensé que mis padres fueron los causantes de mis depresiones por su actitud censuradora, nunca satisfechos (aunque colmados de atenciones) y siempre disgustados conmigo. Así que me fui de casa muy pronto, a los 21 para intentar ser feliz. Una vez, cuando vivía solo, contaba los 30 años vinieron mi cuñada y mi hermano a ver mi piso puesto que hacía un año que allí residía. Mi hermano, según me cuenta una vecina, pico cuando salía el interfono e intercambiaron teléfonos. La verdad es que gozaba de buena reputación en el barrio pero eso cambió drásticamente. De un modo progresivo pero rápido empezaron las burlas verbales, los chismes, reproches y todo tipo de tratos vejatorios que hicieron que me encerrara en mí y ya solo salía de casa para pasear al perro y cuidar de mis padres, por cariño y por disponibilidad de tiempo al estar dado de baja. Mis padres, aunque me quedaba todas las noches (15 ingresos mi madre en 4 años) nunca tenían suficiente y me recriminaban que podía hacer más ya que para algo era su hijo. En esto, mi hermano venía solo los miércoles durante media hora a poner las pastillas de la semana y era elogiado en mucho por ellos. Es por esto que durante un año no vi a mis padres por el dolor que me causaban. En esto que la situación en el piso que vivía era ya tan insostenible que el perro lo sacaba por la noche y no hablaba con nadie. Después de volver a visitar a mis padres de nuevo los hechos ocurrieron rápido, por desgracia. Falleció mi madre que me dejo profundamente afectado, siempre sabemos que han de irse pero cuando los ves en el tanatorio, la verdad, la vida te grita lo que realmente es. Mi padre 11 meses después también falleció y me quedé bastante, por no decir mucho, bastante consternado. Como en el piso que vivía no hablaba con nadie y la convivencia ya no era tensa, rozaba el peligro y además era de alquiler pues le pedí a mi hermano las llaves para pasar unos días tranquilo y recordar así a mis padres. Me dijo casi chillando que que quería, que no me quería allí. Yo le dije que tan hijo era el como yo y que no podía negarse. En esto deciros que cuando tenía 30 años un terapeuta me animo y ánimo para que contará a mis padres el tema de los abusos por parte de mi hermano. Yo no me atrevía pero el terapeuta me dijo que así ellos podrían comprenderme mejor y mejorar la calidad afectiva en nuestra “deteriorda” relacion padres-hijo. Me costó mucho decirlo por vergüenza pero lo dije. Me dijeron de todo menos bonito, pasando a decirme que fui yo quien corrompi a mi hermano. A la tarde vinieron a casa a disculparse pero ya dijeron la opinión que tenían de mi. Me dijeron que al día siguiente, martes, mi hermano había sido llamado a casa de mis padres sin negativa. Nunca más me dijeron nada más del tema. Esto viene a cuento de cuando mis padres habían fallecido y le pedí las llaves de casa a mi hermano para recordarles en una casa en la que había vivido. Después de múltiples negativas y gritos mi hermano asintió y quedamos en el domicilio paterno. El tenía el testamento en la mano y se me otorgaba el 80% de la propiedad por el tema de los abusos. El me dijo que el piso lo quería para él y que en todo caso no era momento para vender. Yo dije que quería venderlo y me puteo la venta e insistió en que quería el piso. Ha pasado un año de esto. No lo he vuelto a ver y los vecinos que me conocían de pequeño ahora no me hablan, tengo que pasear el perro casi a escondidas y todos en el barrio saben de mí hasta lo que ni yo mismo me atrevo a inventar. La pregunta es, realidad? Ficción?? Lo mismo en dos pisos???
    Como se llama esta película???

    • luis

      Segun este blog y mi experiencia la unica alternativa sana es el absoluto y total contacto cero

      • luis

        Aunque lo cierto es que cuando no se ha crecido con el apoyo necesario se es mucho mas debil, menos fuerte e independiente de lo normal , y ese alejamiento y contacto cero se hacen tambien mucho mas dificiles de lo normal. Que venga impuesto por las circunstancias seria entonces una suerte. A fin de cuentas ¿que podria empeorar?

    • Marisol

      David

      Me siento mas o menos identificada contigo, ya que mi hermano mayor me sometio a abuso psicologico por muchos años y mis padres no hicieron nada para evitarlo. Y de acuerdo a esto que vivi se que no hay soluciones faciles y de hecho salir adelante es durisimo pero es posible.

      Me gustaria brindar un consejo que bien puedes tomar o no porque finalmente solo tu sabes que tan facil o dificil puede ser, y lo que deseo decirte es que te alejes de la gente toxica y esto no solo implica a ese alguien que te daña directamente sino tambien de aquellos que te juzgan sin conocerte y sin conocer realmente tus circunstancias, pero el mas importante, alejate de ese hermano y ojala te pudiera ayudar un abogado con los asuntos legales que mencionas para obtener lo que por ley te corresponde sin tener que llegar a razonar/negociar infructuosamente con tu hermano. A pesar de todo hay gente que si nos conoce y nos aprecia, ademas de que no se dejan llevar facilmente por chismes, de pronto en el trabajo, en la escuela, en algun curso, se conoce gente asi y esa es la que debemos valorar y tener a nuestro lado.

  7. David

    Tenéis que recordar que un sociopata nunca ríe. La risa es un acto espontáneo humano que implica alegría, diversión y empatía. Un sociopata solo ríe cuando hay humillación puesto que humillando se siente superior. A este efecto tenéis que tener muy claro LA IMPORTANCIA de la risa “jajaja” de la “jejeje”. Pensaréis que es una tontería pero la gente que ríe “jejeje” mientras se tapa la comisura de los labios es porque no ríe: o humilla o te prepara una. No tenéis que hacerme caso pero observad estos tipos de risa y pensad que un sociopata adolece totalmente de sentimiento humano y la risa espontánea y saludable si lo es. Es un dato para la detección que ahora por ahora es la única defensa que existe.

  8. Mary

    Se puede hacer algo legal en contra de estos psicopatas?

    • Silvia Rodriguez

      Hola Mary, el Sistema Judicial de España juzga los hechos y no a la persona por tener o no unas características determinadas. Una vez que hay hechos que juzgar, sí se estima oportuno se analizaría el perfil.

      Un saludo
      Silvia

  9. Evangelina Castillo

    Wow!! Esto describe a mi hermano, pero quisiera saber si él es un psicópata, él siempre dice tener la razón, culpa a los demás de sus fracasos, maltrata y grita a su hija y a mi madre siempre le dice que apoya a los demás y a él no, cuando grita en segundos cambia su cara!! Ya no sé que es el?? Bipolar o psicópata o que será?? Me encantaría encontrar una forma de ayudarlo. Gracias de antemano por lo que me pueda decir. Bendiciones.

    • Silvia Rodriguez

      Poco se puede decir con sólo unas lineas, pero te doy fuerza para que en cada momento puedas tomar la decisión correcta.
      Muchas gracias por participar Evangelina.
      Silvia

  10. Elena

    Buenos días Silvia

    Esta mañana encontré tu web en la red y la verdad que no he dejado de leer los diferentes artículos que ofreces. Gracias lo primero por ello.

    Hace exactamente 2 días puedo decir que ha acabado -quiero creerlo firmemente esta vez- una relación que tenía con alguien con un perfil narcisista y como imaginarás, todavía estoy digiriendo el dolor que me ha dejado. Sería difícil resumir aquí una historia en la distancia de casi 4 años, pero sí te puedo decir, que las últimas semanas él mostraba una crueldad bastante marcada y ésa es la pregunta que no me dejo de hacer: ‘por qué ser tan cruel conmigo cuando yo ya solo quería tener un final ‘cordial’ entre nosotros?’, ‘por qué ese deseo de quererme destruir?’. Yo sé que también le he hecho daño en ocasiones pero mi intención nunca fué herirle de esa forma deliberada y si lo hice, siempre le dije que lo sentía.

    Yo caía en el error de decirle lo que me estaba doliendo, que no tenía compasión y solo tenía un corazón de roca porque literalmente sus palabras me rompían-, pero éso parecía dolerle y le encendía aún más siendo totalmente indiferente a mi dolor. Solo dos días antes a eso, sonaba okay en sus mensajes por volver a estar en contacto, se interesaba por saber si yo estaba con otra persona o quería una foto mía.

    Sé que soy yo la tiene que poner fín a esto y luchar contra mi impulso de volver a contactarle cuando el dolor se me ha pasado, que es lo que suele ocurrir. Pasa 1 mes y ya veo las cosas más suaves y me dan ganas de saber cómo está y otra vez empieza la rueda!Pero estoy decidida a que esta vez sea la definitiva y desaparezca de mi pensamiento para siempre!

    Si solo nuestros sentimientos cambiaran cuando alguien nos hace tanto daño…

    Gracias por leerme y un saludo,

    Elena

    A pesar de haberme roto con sus palabras una y otra vez, yo intentaba poder

    • Silvia Rodriguez

      Gracias Elena por compartir tu historia con nosotros.
      Ánimo para que esta vez sea la definitiva.
      Un saludo
      Silvia

  11. Eli

    Hola Silvia,llevo arrastrando la difamación de una psicópata integrada como ocho años,en relación tangencial,no sé si me puedes ayudar,el proceso es muyyyy largo (sin ayuda psicológica,legal,familiar….),aparte de el tiempo de acoso en sí,sé que se relacionan entre ellos por experiencia propia,la pregunta es? hablo o que hago?porque entiendo las consecuencias,pero al mismo tiempo es como una complicidad con ella?tarde o temprano la verdad sale,al menos para los conscientes,también tengo una cuestión?ahora los veo,aunque no quiera,capto su perversión,cosa non grata x cierto,que hago? La expongo o caerá por su propio peso ?no toda la gente puede verlos,si no los atacan y llevan su máscara?pueden tomarme x loca,ya me pasó y la psico lo difundió x supuesto….o dejo pasar el mal trago?Esto es una sombra nefasta….

    • Silvia Rodriguez

      Eli, no es conveniente aconsejar sin saber el caso. Y no siempre decir la verdad lleva a la solución. No sé el tipo de vínculo que hay entre ellos ni siquiera cómo son ellos por lo que hablar sería un problema mayor para ti. A veces es mejor esperar, pero realmente no sé si este es tu caso.
      Un abrazo
      Silvia

  12. Andrea

    Hola mi nombre es Andrea tengo 30 años y estoy saliendo con un hombre de 47, cuando recien nos conocimos se portaba súper atento, jamás había tenido tantas atenciones en mi vida. El primer dia conocí a sus papas. Lo que yo leí el bombardero del amor, despues seguian las atenciones pero disminuyendo, me quería cambiar mi forma de vestir, mi peso, etc. Si antes me hacia de comer despues me despues me decía que no te puedes hacer tu las cosas estas como una niña! Cambios repentinos de actitud después me dice que es para que yo sea mas independiente y aun hablamos pero ya no es como antes de atento me hace sentir que es por que soy irresposable.

    • Silvia Rodriguez

      Andrea, quien quiere cambiarte no te quiere a ti.

      Un abrazo.
      Silvia

  13. Olga

    Tengo duda, creo que mi hermano era psicópata, no sé si alguien podría orientarme…me resulta tan duro…
    Os cuento: en mi familia éramos 3 hermanos yo la única chica y la de enmedio.
    Mi padre me contaba que de bebé yo lloraba mucho de forma inexplicable hasta que un día descubrió a mi hermano mayor subido en la cuna abofeteandome.
    Mi hermano mayor robaba juguetes en casa de otros niños y nos hacía pasar vergüenza. En una ocasión era mi turno para ver mis dibujos favoritos y me dió tal golpe en la espalda que caí al suelo sin respiración, cuando se lo dije a mi madre el negocio que fuese cierto.
    En otra ocasión un día mi madre descubrió que la cámara de fotos familiar estaba rota y preguntó quién había sido , el dijo que me había visto romperla. Grité mil veces que no era cierto pero nadie me creyó y fui castigada dos años. A los dos años un día de repente me dijo; eres tonta yo soy más listo que tú. Aquella cámara la rompí yo pero te castigaron a ti.
    Durante los años sus desprecios e insultos hacia mí eran periódicos y constantes.
    A la edad aproximada de 18 años comenzó a tener problemas con el alcohol mi padre más de una vez tuvo que recogerlo tirado en la calle.
    Más adelante descubrí que tenía la costumbre de salir beber y luego robarle el coche a mi padre e irse con el no sabemos dónde pues vivíamos en una ciudad pequeña donde se va andando a todas partes.
    Estando en la universidad una noche bebió muchísimo y le robó el coche a un compañero de piso y se fue a dar una vuelta. La policía le paró y se dió a la fuga…lo pillaron y fue a juicio.
    Más adelante la volvió a tomar conmigo, a extendido barbaridades sobre mí y me ha hecho un daño horrible. Nunca he entendido x qué contra mí ese ensañamiento. No importaba lo que yo hiciese, siempre estaba mal y siempre me ridiculizaba, insultaba y difamaba…
    En otra ocasión se estaba preparando unas oposiciones y mis padres le daban un dinero para pagar al preparador hasta que descubrieron que no iba a las clases y se quedaba el dinero.
    Al final se acabó casando y tuvo dos hijos. El día del cumpleaños de su hija se fue a trabajar y nunca volvió. Le envío un WhatsApp a su mujer dándole unas instrucciones detalladas de lo que iba a hacer: suicidarse. Y lo hizo diciéndome que era un mentiroso, que lo había sido toda la vida y que ella iba a estar mejor sin el. Luego supimos que era adicto a la pornografía.
    Mientras escribo estas palabras me parece que no es real de lo terrible que me parece.

    • Silvia Rodriguez

      Hola Olga, parece que tu hermano tenía muchas características, pero no se puede afirmar el diagnóstico puesto que la información que relatas es muy breve y podría haber aspectos importantes que se obvien y no lleve a error.

      Un abrazo
      Silvia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.