4 Respuestas

  1. conchi

    Hola tengo 51 años y la pareja tengo ahora llevo 4 años me hace mucho daño .para mi la vida tiene pongo sentido mi familia pasa de mi porque me l9 han dicho muchas veces q es un mal hombre ahora l9 tire de casa el jueve y ahora no para insultarme va a m8 trabajando y se pone a insultar a grito el vive e calle por ni su madre lo quiere tener en su casa y a mmi me sigue dando pena y me duele mucho estar con el y también sin el estoy sufriendo mucho tengo mucho miedo de mi.misma . Tome la decision no contarselo a nadie por si volvia con el , yo no creo q tenga solución he engañado a mi psicologa para q no me riña se l9 hago mal .pero me siento vacia gracias

    • Silvia Rodriguez

      Hola Conchi!
      Gracias por participar y comentar tu caso! Ahora mismo es un momento complicado en el que estás, pero tu decisión no me parece mala, es difícil mantenerse y desde aquí te animo a ello… el amor no es hacer sufrir al otro, esto es así y si no te proteges tú misma… pocos lo harán.

      Un abrazo
      Silvia

  2. marita

    Hola, Silvia. Tengo una relación de casi 10 años con un hombre que para mí lo ha sido todo. La primera vez que me he sentido enamorada y correspondida como si fuera mi alma gemela, pero estaba emparejado, y aunque al comenzar me dijo que lo nuestro era lo más importante en su vida, y que iba a terminar con su pareja, para estar conmigo, no lo hizo. Y me dijo, problema mío creérmelo, que aunque estuviera con ella, prácticamente yo no notaría su ausencia, que me haría vivir todo, que me separara yo de mi pareja, dado que no era una pareja feliz. Yo no lo hice, pero le hice ver que sí, y desde el momento en que comencé a plantarme ante sus manipulaciones, empezaron los insultos, las manipulaciones, los, te doy lo que te mereces, y como eres una mierda, es lo que vas a tener, y tres agresiones físicas.
    Al principio, me encontraba triste y descuadrada, no entendía cómo la persona que tanto decía haberme querido, ya no me quería y decía que no sabía ganarme su cariño, y yo seguía ahí, empeñada en merecerlo, pensando que todo lo malo que ocurría era culpa mía, haciendo que ni un mal gesto mío trascendiera a él para que no se enfadara y me chillara e insultara. He tratado de irme separando de él poco a poco, pretextando diversas cosas, entre ellas, mi mala salud, porque eso le repele y me deja sola con los problemas.
    Ahora estoy en un punto de una semana sin verle, y contactos por su parte por mail, preguntándose por qué no me comunico. Cuando le dije que si no recordaba que habíamos terminado, se desató su ira y su crueldad.
    Tan sólo pido fuerzas para no caer si vuelve a contactar conmigo, porque sé que me puede destruir, y porque no se arrepiente del daño que me hace, dice que tengo lo que me merezco, y que no se va a mover de su posición, porque es quien lleva la razón en esta historia. Hay frases de tus artículos que le describen a él. Me las he imprimido para leerlas cuando me dan los bajones, para recordarme el mucho mal que me ha hecho, cuando me acusaba de no saber hablar, ni interpretar las cosas que me hacía. Me hacía ver lo blanco negro, y cuando estallaba por no poder más, la mala era yo, y a la que había que castigar con ausencias y el tratamiento del silencio, era a mí. Espero tener fuerzas para no recaer.
    Gracias por lo que escribes, Silvia, es un consuelo saber que lo que siento puede hilvanarse y contarse, y que no estoy loca, que todo tiene sentido aunque yo no lo vea a veces.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.